Así es como el cerebro percibe el mundo

Si nos detenemos a pensar, puede resultar difícil entender cómo el cerebro percibe el mundo en tres dimensiones. Vivimos en un mundo tridimensional, donde cada objeto que encontramos tiene alto, ancho y profundidad.

Que el cerebro pueda percibir el mundo en tres dimensiones nos ayuda realizar muchas de nuestras actividades cotidianas. Las tres dimensiones que percibe nuestro cerebro hacen toda la diferencia entre un mundo con profundidad real y un mundo donde todo es plano.

Es curioso pensar, que a todo lo que llamamos vista es la interpretación del cerebro a la luz que entra a través de cámaras de dos dimensiones de baja resolución, es decir, nuestros ojos. Y como esta, el cerebro recibe una serie de pistas visuales y construye una imagen tridimensional en su interior.

El Dr. Mark Changizi, experto en la comprensión de cómo el cerebro mide la profundidad, sostiene que realmente no vemos en tres dimensiones, sino que es una construcción que el cerebro hace para nosotros. La razón de esta construcción es para que podamos interactuar con el mundo a nuestro alrededor, y la única manera de hacer esto es si tenemos una percepción tridimensional.

Sin embargo, hay una dificultad fundamental para percibir en el mundo en tres dimensiones, y esta es que la retina en el fondo de los ojos es bidimensional, es decir, que es como una pantalla plan en la que se proyecta el mundo.

Entonces, ¿cómo es que el cerebro puede percibir un registro bidimensional e interpretar un mundo tridimensional? Esto se logra gracias a la visión estereoscópica, que es la capacidad que tiene el cerebro humano de integrar las dos imágenes que está viendo (una con cada ojo) en una sola. Para hacerla posible, nuestro cerebro analiza los datos que recibe de los dos ojos y genera una imagen única tridimensional, y además usa otras pistas como las tonalidades para formar un mundo tridimensional.

En ocasiones, debido a que nuestro cerebro está tan condicionado en convertir imágenes de dos dimensiones en imágenes tridimensionales, algunas veces asumimos incorrectamente el mundo a nuestro alrededor.

Otro dato interesante de conocer, es que podría parecer que el mundo se procesa en tiempo real, pero la realidad no es así. Esto se explica ya que al cerebro le toma una décima de segundo interpretar toda la información que le llega, y para poder compensar esta demora en el tiempo, el cerebro hace predicciones constantemente sobre lo que sucederá dentro de una centésima de segundo, por lo tanto, para poder percibir el presente el cerebro debe predecir el futuro.

Sabiendo esto, la noción de realmente vivir el momento es imposible a menos que se tenga un cerebro instantáneo, esto sería cuando la luz llega a los ojos y se genera una percepción instantánea, entonces verdaderamente viviríamos en el presente.

En conclusión, el cerebro utiliza algunas capacidades para ayudar a crear la percepción. Puede convertir dos dimensiones en tres dimensiones e incluso predecir el futuro para ayudarnos a interpretar el mundo de la mejor manera y realizar nuestras actividades diarias sin mayores complicaciones.

Basado en “Brain Games”  de National Geographic

Imagen de pixabay.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s