Conociendo esto puedes mejorar tu concentración

En la actualidad, un día normal transcurre entre ir al trabajo, alimentarse, regresar a casa, ir de compras, ver noticias, revisar redes sociales; y entre todas estas actividades al cerebro puede resultarle difícil saber en qué concentrarse primero.

Algunas veces concentrarse en una tarea puede ser complicado e incluso cuando se logra la concentración puede ser difícil mantenerla. Pero, ¿qué es exactamente la concentración?. La concentración es el enfoque mental y visual que trabajan juntos.

El cerebro solamente puede concentrarse en una cosa a la vez y se distrae con facilidad, por lo tanto se requiere de práctica para mejor la concentración y más aún con todas las distracciones a las que estamos expuestos hoy en día.

Según Brian Scholl, Director del Laboratorio de Percepción y Cognición de Yale, el cerebro recibe un bombardeo constante de información todos los días, y esta información generalmente es más de la que puede manejar. Como resultado de esta sobrecarga de información, solo atendemos una pequeña parte de lo que está frente a nosotros. Algunas veces la atención falla y perdemos el enfoque, a esto se llama ceguera por falta de atención, o ceguera intencional.

Por lo general, aún sin ser conscientes de ello, el cerebro presta atención a los objetivos en movimiento. El seguimiento visual es una herramienta de sobre-vivencia, que ayudó a nuestros ancestros a detectar depredadores que se acercaban rápidamente. El ojo funciona como el lente de una cámara; para cambiar el enfoque el lente de una cámara tiene que moverse hacia adentro o afuera, en el caso de los lentes de los ojos, estos cambian de forma.

fovea
arthistoryresources.net

La fóvea, que es el área de la retina donde se enfocan los rayos luminosos y se encuentra especialmente capacitada para la visión del color, se encuentra ubicada en el centro del campo visual y da una visión clara y de alta definición. Por otro lado la visión periférica da una visión más amplia y panorámica pero con una resolución menor.

 

La atención en nuestro cerebro funciona como un reflector y solo se puede enfocar en una cosa a la vez. Cuando nos concentramos en algo específico, los ojos dejan de rastrear el ambiente en busca de estímulos y el reflector de la atención del cerebro se estrecha. Mientras más pequeño es el reflector de la atención, más preciso es el cerebro para apreciar los detalles finos de aquello en lo que nos concentramos.

Probablemente podríamos asumir que solo vemos lo que los ojos perciben, pero esta información se complemente con lo que el cerebro hace con ella. Si la corteza visual del cerebro no busca el sentido de lo que recibe, el mundo parecería una combinación aleatoria de colores y formas.

Sin embargo, la estructura en la que el ojo está diseñado, puede hacer que veamos menos de lo que pensamos. La fóvea ocupa apenas alrededor del 5% de la superficie del ojo, pero el 50% de la corteza visual se ocupa de procesar la información proveniente. Mientras el otro 95% del ojo se encarga de la visión periférica, pero tiene una resolución baja.

El cerebro crea un campo visual de alta resolución continuo que los ojos son incapaces de hacerlo por su cuenta. La visión periférica tiene otras fortalezas como detectar movimiento y ver patrones tenues o incoloros especialmente cuando suceden rápido. Lo importante es conocer acerca de las capacidades del cerebro para enfocarse en ello y saber cómo usarlas para potenciar sus fortalezas.

Basado en “Brain Games” de National Geographic

Imagen de pixabay.com

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s