La clave para el amor entre marca y cliente

El amor entre marca y cliente no sólo es posible, sino además es un vínculo que los ejecutivos de marketing usamos para impulsar la participación en el mercado. Hace no mucho tiempo todos los esfuerzos eran dirigidos a elementos racionales como calidad o precio, pero hoy en día la tendencia es enfocarse en las emociones como factor central del mensaje y transformar las marcas en objetos de deseo.

Para Kevin Roberts, CEO de Saatchi&Saatchi la imagen de una marca está determinada por dos ejes centrales: respeto y amor. Así los productos genéricos son aquellas marcas que tiene poco respeto y poco amor, los productos tradicionales son las que poseen mucho respeto pero poco amor, luego vienen las que marcas que se han logrado conectar con los consumidores pero no poseen su respeto, y finalmente las lovemark que son las marcas que han logrado mucho amor y respeto.

Para lograr convertirse en un lovemark es necesario que tu posicionamiento vaya más allá de la razón, es decir, que llegue a la mente y al corazón, generando un vínculo de afinidad que logra la lealtad de los consumidores. De acuerdo a I. Colodro, la relación de amor generado relaciona a un producto, una marca y el mercado, y esto es lo que hace la diferencia, que se ve reflejada en las ventas.

No todos se pueden convertir en una lovemark, ya que solo las marcas que han generado confianza y credibilidad pueden enamorar. Las marcas que todavía no lo logran deben enfocarse en seguir usando campañas basadas en la comunicación constante y permanente de atributos cerebrales.

Sin embargo, se piensa que no todas las marcas pueden enamorar, el problema aparecerá cuando todos empiecen a hacer lo mismo. Si todos se obsesionan con el corazón de su mercado objetivo se perderá la cualidad diferenciadora del producto.

Como lo menciona Colodro, si una marca cuenta con los niveles de confianza necesarios, el siguiente paso para enamorar a los consumidores es combinar tres ingredientes: sensualidad, intimidad y misterio.

En conclusión se puede decir que las emociones del consumidor son el camino más corto a su bolsillo y a una participación en el mercado atractiva. Ahora se debe buscar ser una lovemark para obtener la oportunidad de fortalecer la marca, y así generar lealtad más allá de la razón y generar una conexión entre compañía, mercado y marca.

Artículo publicado inicialmente en Puro Marketing

Imagen de pixabay.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s